¿Quieres ser científico?

Busca trabajos escritos por científicos, biografías de científicos, entrevista a algunos científicos, si te es posible, o lee algún blog como el de Xaab. Imagina lo que quieres hacer... y pregúntate ¿me gustaría tener una vida similar? (Mariana Saiz)

Ésta es la base del quehacer científico

Que confíen en sus propias ideas y que no dejen de preguntarse y preguntar, ésta es la base del quehacer científico. Podrán vivir momentos difíciles, pero la de un científico o científica es una vida llena de retos y satisfacciones. El futuro, en mi opinión, es de los pueblos que sepan generar conocimiento y los científicos y las científicas son pieza clave en ese proceso.(Ricardo Cantoral)

Se trata de mejorar y no de que sigan las cosas igual.

Si les gusta la ciencia, que no la tomen como dogma. Es un ente que tiene vida propia. Nunca es estática... Humildad, humildad ante todo. La prepotencia y exceso de orgullo se da con mucha frecuencia... Hay que recordar a los verdaderamente grandes como Einstein, Faraday, Leewonhooke, Sagan,… personas totalmente sencillas, que se respetaban a sí mismos y tenían amor a la humanidad. (Ricardo López)

Las mejores cosas se han logrado sin haberlas esperado

Que no dejen de actualizarse constantemente en información y trabajos, que participen en conjunto o en equipo con otros investigadores no solo de su área sino multidisciplinariamente y lo más importante que no se desanimen cuando no obtengan el resultado esperado, pues las mejores cosas se han logrado sin haberlas esperado.(Héctor Hugo)

Significó mucho para mí

"Como un etapa de cambio en mi formación de aprendizaje y de desarrollo de nuevas ideas, he aprendido nuevas cosas" Cristobal Pacheco Marcial. Estudiante de Matemáticas Aplicadas de la Universidad del Papaloapan, Oaxaca, México.

Bienvenidos

Este espacio, que se actualiza los días martes de cada semana, está dedicado a todos mis colegas científicos que día a día ponen su vida en la investigación y encuentran resultados que impactan en el conocimiento humano... Todos ellos son producto de su esfuerzo, personalidad, compromiso, brillantez, inteligencia y dedicación constante. Coloco entrevistas, historias de vida y reseñas de trabajos de personas que como tú y como yo encuentran su pasión en la investigación científica. Espero que encuentres la información que buscas y agradezco tus comentarios.

Bienvenido

Este espacio, que se actualiza los días martes de cada semana, está dedicado a todos mis colegas científicos que día a día ponen su vida en la investigación y encuentran resultados que impactan en el conocimiento humano... Todos ellos son producto de su esfuerzo, personalidad, compromiso, brillantez, inteligencia y dedicación constante. Coloco entrevistas, historias de vida y reseñas de trabajos de personas que como tú y como yo encuentran su pasión en la investigación científica. Espero que encuentres la información que buscas y agradezco tus comentarios.

miércoles, 9 de julio de 2014

Entrevista a Isabel Hawkins, Especialista en explorar el universo

Terminando de recoger el rastrojo encendimos la fogata. La noche había caído en aquél campo. Poco a poco el fuego se fue consumiendo, y entonces miramos hacia el cielo para ver las estrellas. A nuestro alrededor una oscuridad penetrante, hacia arriba el manto del cielo estrellado. Esas estrellas son: Jën yaa’m (soplador), Tuuk tëp (No tiene traducción al Español), Yuu’n, (Arado), Kë’ëk (huarache) … Ello se nos hizo normal, normal para mí al menos, ¿Qué iba a saber yo que se trataba de constelaciones producto de mi cultura?¿Qué las constelaciones son nombres que le vamos asignando a un conjunto de estrellas a través de nuestro mirar como cultura?¿Por qué buscar la equivalencia de mis constelaciones con la de una cultura dominante? Y hoy he tomado conciencia de los diversos aspectos de los astros que vamos mirando con el tiempo desde diversas culturas y la riqueza y saber que subyacen a ellos. Isabel, me ha hecho reconocer y fortalecer esta identidad Ayuujk que es inherente a mi naturaleza humana. Isabel, especialista en explorar el universo me ha concedido parte de su tiempo para esta entrevista. Gracias Isabel por esa generosidad y alegría que acompaña a tu hacer. Gracias por hacerme mirar en un espejo para conocer mi hacer con otros ojos y desde allí tomar conciencia plena de mi existir. Aquí la entrevista.

Aprendiendo sobre el Tzolk'in con Maria Avila en Zunil Quetzaltenango Guatemala


Xaab.- ¿Cómo es tu día?, es decir ¿Cómo es el día de un científico?
Isabel.- La gente me pregunta “¿qué hace un científico?” Durante veinte años de carrera académica en la Universidad de California en Berkeley, mi respuesta hubiera sido algo así: me interesa comprender la naturaleza de nuestro universo, particularmente lo que llamamos el “medio interestelar” o el espacio entre las estrellas. Dicho espacio no es un vacío, al contrario, está lleno de átomos, moléculas, radiación, y polvillo-los mismos elementos que encontramos aquí en la Tierra. Utilicé telescopios en los hemisferios norte y sur y satélites espaciales para estudiar la composición del medio interestelar. Estas investigaciones nos proveen evidencia de cómo nuestra galaxia de estrellas, entre ellas el Sol, ha evolucionado químicamente a través de miles de millones de años. Nos dice de qué está formado el universo. Este trabajo me definía como una astrónoma bastante común y corriente.
Nos traslademos al presente, cuando debo aclarar que ya no me considero una científica común, ya que mi amor a la  ciencia se ha enfocado en la astronomía de pueblos autóctonos en nuestro planeta. Ahora mi trabajo se caracteriza en convivir con gente que todavía observa el cosmos para navegar, para calendarizar ceremonias y para planear ciclos agrícolas. Junto a compañeros y colegas mayas, hawaiianos, quechuas, navajo, pueblo, etc. compaginamos observaciones y fuentes tradicionales con técnicas y herramientas típicas de la astronomía occidental para crear un nuevo conocimiento integral.
Con Patricia, artista Maya
A través de mi carrera, el uso de la computadora ha sido siempre bastante indispensable, pero lo más importante es salir y mirar con nuestros propios ojos a las estrellas, planetas, la Luna, y también-indirectamente-al Sol.


Xaab .- ¿De dónde y desde cuando te nació la pasión por dedicarte a la ciencia?
Isabel.- Cuando era niña mi familia pasaba los veranos en el campo al norte de la Provincia de Córdoba, Argentina, donde la gente local aún hoy en día habla quechua. En esos tiempos no sabía qué era la lengua que escuchaba en boca de mis amiguitos lugareños. Hoy soy consciente de que el Tawantinsuyu Inca desplegó su influencia en el siglo XV abarcando parte de Argentina y Chile desde el Cusco peruano hacia el sur. En este campo, llamado “El Cercado”, no había electricidad o agua corriente. Las vacas y animales salvajes se acercaban a la casa durante la noche, y uno se dormía acompañado de muchos sonidos. En ese lugar había de todo un poco-aire puro, asados sobre el fogón, mate amargo, barro, pies descalzos, mugre, relámpagos, ruidos extraños, oscuridad-pero lo que no había era miedo. Con mis amigos sacábamos los colchones afuera durante las noches sin luna para escaparnos del calor y dormir bajo el manto de estrellas. Quién hubiera pensado que un antepasado lejano de mis amiguitos hubiera reconocido las Pléyades con el nombre de Qolqa-que en quechua significa granero. Esas noches fueron formativas para mí-fue difícil escaparme de las estrellas una vez que las había percibido con intimidad.
Con Llamas en Machupichu

Xaab.- ¿Cuál o cuáles han sido las dificultades más grandes que has tenido que superar para continuar tu camino hacia la investigación científica?
Isabel.- Lo que me frustra es que los recursos gubernamentales en Estados Unidos para apoyar la ciencia están restringidos para ser usados dentro del país. La astronomía cultural no obedece fronteras, entonces tengo que hacer malabarismos para buscar diversos tipos de fondos para poder trabajar con colegas en Latino América, por ejemplo.


Xaab.- ¿Cuál o cuáles han sido los logros más importantes dentro de tu trayectoria científica?
Isabel.- Tener conciencia de que siempre debo mirar a las estrellas.


Xaab.- ¿Cómo resumirías en un párrafo tu labor científica?
Isabel.- Enfocar mi capacitación y trabajo en proyectos educativos y de investigación que tengan en cuenta el conocimiento tradicional de pueblos autóctonos.


Xaab.- Finalmente ¿Qué le recomendarías a aquellas personas que desean dedicar su vida a la labor científica?
Isabel.- Sigue tu pasión por aprender, y hazlo con respeto, reconociendo que la ciencia vive en los lugares y en las personas que tal vez menos te imagines.

Machupichu
Gracias Isabel por compartir este saber e inspirarnos a explorar a partir de nuestra pasión. Quiero rescatar algunas ideas que has comentado: Compaginamos observaciones y fuentes tradicionales con técnicas y herramientas típicas de la astronomía occidental para crear un nuevo conocimiento integral. En ese lugar había de todo un poco-aire puro, asados sobre el fogón, mate amargo, barro, pies descalzos, mugre, relámpagos, ruidos extraños, oscuridad-pero lo que no había era miedo. Con mis amigos sacábamos los colchones afuera durante las noches sin luna para escaparnos del calor y dormir bajo el manto de estrellas. Para mí-fue difícil escaparme de las estrellas una vez que las había percibido con intimidad. La astronomía cultural no obedece fronteras. Tener conciencia de que siempre debo mirar a las estrellas.Sigue tu pasión por aprender, y hazlo con respeto, reconociendo que la ciencia vive en los lugares y en las personas que tal vez menos te imagines.
Pisaq Perú
Isabel Hawkins, Ph.D., is a bilingual (Spanish/English) and bicultural native of Córdoba, Argentina. In 1986, Dr. Hawkins received her Ph.D. in astrophysics at the University of California, Los Angeles. She worked as a Senior Fellow for 20 years at the University of California, Berkeley conducting astrophysics research on several NASA satellite projects (including the Extreme Ultraviolet Explorer satellite mission). She also served as Director of Science Education at the UC Berkeley Space Sciences Laboratory for 18 years. Currently, she is Astronomer & Project Director at the San Francisco Exploratorium–the Museum of Science, Art, and Human Perception–and Faculty of the Indigenous Education Institute based in Friday Harbor, WA. In 2011 in partnership with native Hawaiian navigators, Dr. Hawkins produced the bilingual (English/Hawaiian) Webby-award winning website “Never Lost: Polynesian Navigation/Nalo ‘Ole” at the Exploratorium, which features the astronomical foundations of Polynesian non-instrument navigation. From 2010 to 2012, she worked with indigenous Maya curators to develop the website “Living Maya Time/Viviendo el tiempo maya” for the Smithsonian Institution’s National Museum of the American Indian. Her work focuses on broadening access to astronomy and enhancing participation by all communities through the appreciation of the cultural roots of science. Dr. Hawkins received eight NASA awards between 2004 and 2008 for her work on NASA education and public outreach. In 2009, the Astronomical Society of the Pacific awarded Dr. Hawkins the prestigious Klumpke-Roberts Award in recognition of her outstanding contributions to the public understanding and appreciation of astronomy. She is scientific advisor for several National Science Foundation programs, including Cosmic Serpent and Native Universe.

Soy Xaab Nop Vargas. Este blog es para inspirar, para compartir y para motivar. Día a día las entrevistas que coloco me inspiran, me hacen mirarme en un espejo para darme cuenta de nuestras potencialidades que tenemos. Gracias por leer este blog. Me gusta compartir, generar y buscar nuestro saber, mi saber. Gracias por leerme y por mostrar esta pasión hacia la investigación científica. Me puedes encontrar en mis otros blogs, pero en especial en el de Ayudas con tesis de investigación en Matemática Educativa en ambientes multiculturales, Saludos y estamos en contacto.

jueves, 28 de noviembre de 2013

Entrevista a Margarita Valdovinos: Especialista en Antropología Lingüística.


Nuestros caminos de vida nos llevan por rutas que en algún momento vislumbramos, rutas que con los sueños y anhelos vamos construyendo. Momento a momento vamos descubriendo los cómo de esos senderos de vida, entre nuestro hacer coincidimos con personas generosas por buscar, generar y compartir su saber. Ésta entrevista habla de ésa búsqueda, de ésa generosidad y de ése compartir, pero sobre todo de ésa alegría de la vida. Gracias Margarita Valdovinos por permitirme compartir tus momentos de vida, nuestras charlas acerca de nuestro hacer y sobre todo al ser humano que está detrás de estos logros. Gracias.  

Xaab.- ¿Cómo es tu día?, es decir ¿Cómo es el día de un científico?
Margarita.- Creo que los días de los científicos son como los de cualquier persona, solo que el tiempo que dedicamos a nuestro trabajo esta consagrado a desarrollar nuestra investigación. Ese es nuestro trabajo, pensar e investigar.

Xaab.- ¿De dónde y desde cuando te nació la pasión por dedicarte a la ciencia?
Margarita.- Fue hasta que llegué a la Universidad. Estudié antropología luego del levantamiento Zapatista del 94’. Este movimiento me hizo ver una realidad de mi país que nunca había visto y despertó mi interés por conocer más al respecto. Ya en la universidad, poco a poco me di cuenta de que me gustaba pensar y siempre llevar mis ideas al límite de mi entendimiento. Para mí, el reto más importante está en uno mismo: se trata de llegar más allá de donde tú crees que sabes. Solo así podemos entender la complejidad de la realidad.

Xaab .- ¿Cuál o cuáles han sido las dificultades más grandes que has tenido que superar para continuar tu camino hacia la investigación científica?
Margarita.- Durante el periodo de ser estudiante –que para los investigadores siempre es muy largo–, la vida es muy dura, pues se dedica mucho tiempo al estudio y se cuenta con muy pocos recursos. Hay momentos en donde uno no sabe si podrá o si le alcanzará. Creo que eso es lo más difícil en general. Ahora, como mujer y latinoamericana, otro aspecto difícil es el de deberse enfrentar a medios (académicos) dominados por hombres y por otros países que tienen más apoyo que los nuestros. Muchas veces causa inseguridad estar en esas situaciones, pero uno aprende a encontrar seguridad en su propio trabajo. Nunca hay que bajar la cara. Siempre mantenernos firmes a pesar de las circunstancias.

Xaab.- ¿Cuál o cuáles han sido los logros más importantes dentro de tu trayectoria científica?
Margarita.- Para mí, cada etapa es un logro. Pero creo que lo más importante como científicos es llegar a esos logros de manera íntegra, en buena relación con nuestros colegas y con la gente con la que trabajamos. Ese es para mí el verdadero logro de la carrera académica, que se caracteriza por ser muy competitiva.

Xaab.- ¿Cómo resumirías en un párrafo tu labor científica?
Margarita.- Me intereso por investigar de qué manera las culturas indígenas, y en particular los Coras o Náayeri (Nayarit, México), han mantenido en sus propias tradiciones modos de transmisión de saberes y de formas de relacionarse que siguen permeando sus vidas a pesar de las presiones que han vivido a lo largo de la historia. Por ello me intereso en el estudio de los rituales y de otras formas tradicionales de expresión cultural y lingüística. Me parece que es en este tipo de manifestaciones que la cultura ofrece un contexto de reflexión sobre la identidad, los cambios y el porvenir.

Para mayor información sobre mi trabajo pueden visitar mi página web:
Reflexión sobre la identidad, los cambios y el porvenir.

Xaab.- Finalmente ¿Qué le recomendarías a aquellas personas que desean dedicar su vida a la labor científica?
Margarita.- Hay que recordar que no es un camino fácil y que, por lo general, no deja beneficios económicos sobresalientes. Sin embargo, se trata de una forma de vida para la gente que está apasionada por aprender y por llevar a la sociedad a recobrar una conciencia crítica.

Margarita. Gracias por tomarte el tiempo por contestar estas preguntas. Deseo rescatar algunas frases: “Ese es nuestro trabajo, pensar e investigar. Me di cuenta de que me gustaba pensar y siempre llevar mis ideas al límite de mi entendimiento. Para mí, el reto más importante está en uno mismo: se trata de llegar más allá de donde tú crees que sabes. Solo así podemos entender la complejidad de la realidad. Uno aprende a encontrar seguridad en su propio trabajo. Nunca hay que bajar la cara. Siempre mantenernos firmes a pesar de las circunstancias. Lo más importante como científicos es llegar a esos logros de manera íntegra, en buena relación con nuestros colegas y con la gente con la que trabajamos. Me parece que es en este tipo de manifestaciones que la cultura ofrece un contexto de reflexión sobre la identidad, los cambios y el porvenir. Se trata de una forma de vida para la gente que está apasionada por aprender y por llevar a la sociedad a recobrar una conciencia crítica.” Margarita, tu trayectoria es ejemplar y nos invita a pensar sobre nuestra identidad, los cambios y el porvenir. De verdad gracias.


Margarita ha realizado estancias posdoctorales en Antropología lingüística en la University of Texas at Austin (Department of Anthropology), en Lingüística en la University of Texas at Austin (Department of Linguistics). En Historia de la Antropología: Museo Etnológico de Berlin (Sección Americana). Ella realizó sus estudios de doctorado y maestría en la Université de Paris X - Nanterre, Francia. Y sus estudios de licenciatura en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), México DF.

Soy +Xaab Nop Vargas Vásquez, administro este blog que me inspira. Las trayectorias de vida que muestro me hermanan en el hacer. Espero que en momentos de duda visites y leas y releas estas trayectorias ejemplares. Gracias por visitarme y te invito a compartir con tus fans este blog. Gracias.

martes, 26 de marzo de 2013

Dificultades económicas, emocionales y familiares en el camino hacia el éxito científico. ¿Tienes alguna otra sugerencia?

Hola. Espero que estés bien. Continuando con las dificultades que enfrentarás en tu carrera científica, aquí algunas respuestas de destacados investigadores.

"En primer lugar el aspecto económico, ya que, en ocasiones me resultaba insuficiente el ingreso obtenido durante mis estudios de posgrado para lograr mis objetivos planteados al inicio de mi formación científica, aunado a esto la separación y la distancia que tuvo que haber de mi persona con mi familia." (Héctor Hugo, experto en Física teórica)

"Personalmente viví una dificultad mayor con la muerte de mi padre. Cursaba yo mis estudios profesionales y tuve que abandonarlos temporalmente al quedar, de una u otra forma al frente de las responsabilidades familiares. Mis hermanos grandes ya tenían su propia vida y en algunos casos estaban lejos. En esos años, también colaboraba en acciones de educación popular y alfabetización. Conocí entonces los trabajos de Paulo Freire, los que me motivaron sobre manera a buscar cosas equivalentes en las matemáticas y su enseñanza. Al regresar a la escuela, quise volver para tratar los vínculos entre Matemáticas y Sociedad, tomé entonces la decisión, por consejo de un profesor y amigo, de ingresar a la Maestría en Ciencias que ofrece el Cinvestav en Matemática Educativa pues se trataba de un campo que vinculaba mi gusto y habilidades por las matemáticas con mi convicción por ayudar a quien aprende.

Considero, que en tanto científico, viví otras situaciones desagradables. Me topé por ejemplo con colegas que, sin demasiada idea de rumbo, ni altura de miras, dejaron que sus celos profesionales nublaran sus acciones y empezaron en ese entonces una guerra entre grupos por demás innecesaria." (Ricardo Cantoral, especialista en Matemática Educativa)

"Uno ha sido vencer mi timidez y mi inseguridad propia, como persona. La otra ha sido los modelos de enseñanza. En mi formación básica no tuve problema, pero en la facultad empecé a sentir que me había equivocado. Los profesores universitarios, en su mayoría, dan clase creyendo que saber el contenido de la materia es todo lo que necesitan para enseñar; hablan a los alumnos con un lenguaje inaccesible, exponen teoremas y demostraciones que están en los libros y, en cambio, no hacen nada por enseñar a pensar. No es que en la primaria o en la secundaria te enseñen a pensar, en mi caso particular, las circunstancias familiares, me enseñaron a pensar racionalmente; mis padres eran muy racionales y así se dirigían a nosotros y así nos educaban. Por eso la escuela para mí era pan comido.

En la facultad las cosas se complicaron, mis papás no habían terminado sus carreras, sólo las empezaron; nadie en mi casa conocía la cultura de hacer una carrera universitaria, era un territorio al que entré sola, en un momento de mi vida en que la inseguridad y la timidez eran fuertes y me toca enfrentarme a algo nuevo y a unas clases en las que te exponen demostraciones, pero no te enseñan a demostrar; te dejan resolver problemas pero no te platican que hay estrategias, no te dicen “esta demostración echa mano de tal artificio que se aplica en un montón de demostraciones y en la resolución de muchos problemas”. En los exámenes incluyen al menos un problema “con truco” y, tales problemas, si no los has pensado anteriormente es altamente improbable que los puedas resolver. Con decirte que yo no sabía que los problemas se podían pensar durante largos periodos de tiempo; yo venía acostumbrada a resolver “problemas” en automático casi; ya en la facultad si un problema no me salía en media hora yo pensaba “no la hago”, “no sirvo para esto” y no lo seguía pensando. Por suerte, algunos de mis maestros no fueron así y sí nos hacían pensar, nos apoyaban y guiaban hasta que obteníamos conclusiones y resultados, conexiones, etc. Por eso terminé la carrera.

Después, la siguiente dificultad fue dar clase. Se sabe hoy, aunque muchos aún no lo saben, que los maestros tienden a dar clases de la manera en que a ellos le dieron clases. Pero a mí no me había gustado esa manera y no quería repetirla, pero no tenía los recursos para resolver este problema, me faltaba información. En la facultad había cierta discriminación por aquellos profesores y estudiantes que se interesaban por la educación. Como sea traté de hacer más accesibles mis cursos a los alumnos.

Años después, de pronto, resultó que todos los profesores universitarios teníamos que ser investigadores, así, por decreto. De nuevo yo no estaba preparada para eso. No nos forman para ser investigadores; algunos lo logran a pesar de todo o porque tienen familiares que lo son; otros no tenemos la fuerza de voluntad o la seguridad o la disciplina. De cualquier manera yo sentía que no tenía la capacidad para ser doctora.

Más tarde, por casualidad, llegué a trabajar a una unidad de la UPN (Universidad Pedagógica Nacional). Por primera vez en mi vida iba a trabajar con maestros de primaria. Llegué pensando en todo lo que podría hacer ya que mis conocimientos matemáticos eran muy ricos como para motivar a los maestros e inculcarles el amor a mi disciplina. Al menos eso creía yo. Pero resultó que los problemas que me planteaban mis alumnos-maestros de primaria, eran preguntas que yo no sabía responder: “¿cómo enseño fracciones?”, “les cuesta mucho trabajo comprender la división ¿qué hago?” y así. Para empezar yo no entendía la problemática, yo recordaba cómo me habían enseñado y que a mí me había funcionado, pero también empecé a recordar que antes de entrar a la facultad, la mayoría de mis compañeros se sentían perdidos o que muchos reprobaban matemáticas y física. Los exitosos en estas materias representaban una minoría. Muchos de esos supuestos fracasados eran muy estudiosos y otros muchos eran muy inteligentes, simplemente algo pasaba.

En la UPN fue cuando empecé a leer sobre educación matemática, a platicar con mis alumnos y cuando decidí hacer un doctorado en Matemática Educativa; sentí que apoyar y formar profesores de educación básica en matemáticas era algo que realmente me gustaba."(Mariana Luisa, experta en Matemática Educativa)


"Ups. Que difícil. No puedo evitar cierta congoja. Desde la primaria a dejar las situaciones difíciles fuera de mis estudios, casi siempre me decía “en este momento te toca estudiar” y entonces estudiaba y trataba de no pensar en las situaciones complicadas de mi alrededor. Terminando la primaria tuve que dejar el seno familiar, fui a un internado, los primeros días y meses fueron complicados. Extrañaba el ambiente familiar, mi pueblo, mi idioma de comunicación, en fin. Tenía media beca para los tres años de la educación secundaria, ello por mi rendimiento académico.

Después volví a casa con mis padres, ya no me acostumbré. Pues había adquirido independencia, a centrarme en mis cosas, a mis estudios, etc. Estudié mi bachillerato en mi pueblo natal, estaba en ambiente familiar otra vez. Pasaron los tres años y nuevamente. Salí, ahora sí muy lejos de mi pueblo.

Alejarme de todo nuevamente para continuar con mis estudios profesionales. Y más a enfrentarme con nuevos patrones sociales, el conocimiento matemático en la Escuela Superior de Física y Matemáticas causaba estragos en mi persona. Supongo que siempre supe enfrentarme a esas cosas, con la ayuda de Oli, Mary, Eliza, Chucho, Chema, Luzma, David, Ali, Paty, Tania, Emis, Basy, Bel, Edith, Edi, Javier, Horos, Yanitos, Sandy, María Elena, Arreguín, Miriam, Chelo, Salas ... uff y muchos amigos más, salí adelante. Y los 4 años pasaron volando.

Pero entonces... Salir fuera del país, me alejó más de mi pueblo, de mi familia, de mis amigos, de mi México. Volé por un sueño jejeje. Bueno, asistí como ponente al Congreso Internacional sobre Investigación en Didáctica de las Ciencias, al otro lado del charquito, adrenalina pura. Después, fuí más allá del charquito, como me dijo mi abue “el lugar en donde es de noche cuándo aquí es de día”. Allí tuve que superar mis miedos, mis indecisiones, a desenvolverme en otro idioma y en otra cultura. 

Otra de las cosas que tuve que aprender fue a redactar en este idioma. Recuerdo mis primeras letras, el adjetivo va después, la oración es de tal modo, se conjugan así, etc. El pensar e hilar las ideas de un modo (en Ayuujk) y plasmarlas de otro modo (en Español) me costó trabajo. Me pasó lo mismo del Español al Inglés. Me gusta aprender idiomas, pero siempre, siempre en primer lugar está el idioma con el que conocí los nombres de este mundo, el Ayuujk." (Xaab Nop Vargas,  experto en Matemática Educativa)

Estos son algunos retos que superamos en nuestras carreras científicas. Estoy seguro que tendrás las herramientas necesarias y suficientes para salir avante en las odiseas que emprendas. Esta excelente entrada merece ser compartida ¿Me ayudas?

Sobre el autor
____

Xaab Nop Vargas Vásquez dice “tengo una hermosa familia y unas amistades maravillosas entre maravilla y maravilla me escapo para platicar contigo y actualizar este blog. Me gusta compartir mi pasión por la investigación

martes, 19 de marzo de 2013

Lo complicado de investigar. Retos para superar.

¿Cómo estás? Nuevamente me comunico contigo por este medio. Agradezco todos tu comentarios. Ahora que estás por decidir qué carrera elegir, creo que una mirada al contenido de este blog te será de mucha utilidad. Continuamos con los retos que vas a superar en tu éxito académico y científico.

Creo que me ha tocado –como a muchos de mis compañeros- formarme en una generación difícil. Ahora el contar con un doctorado o un posdoctorado no garantiza tener un “lugar seguro” en el ámbito laboral. No le temo a la competencia sino a la falta de oportunidades. Las plazas son pocas y cada vez más los aspirantes y eso es frustrante. Creo que ese es un problema fundamental, así como lo es la falta de recursos. Para quiénes trabajamos en instituciones públicas, éstos se reducen cada vez más. Es complicado lograr buenos financiamientos y esto impide que tu trabajo pueda darse a conocer.” (Olivia Domínguez, especialista en urbanismo)


Afortunadamente no me he encontrado con muchas dificultades para desarrollarme dentro del ámbito científico. Sólo comento lo siguiente, además de los apoyos que en el país se tienen para la ciencia y la tecnología, que claramente han sido benéficos, se requiere de una mayor inversión en estos rubros para así continuar con el trabajo científico existente y lograr encaminar al país por la vía adecuada y obtener un desarrollo científico y tecnológico apropiado. Finalmente comento que la ciencia tiene sus propias exigencias, y como siempre, con esfuerzo y dedicación se obtienen resultados positivos.” (Fernando Núñez, especialista en análisis funcional, teoría de operadores y teoría del punto fijo en espacios de Banach)



La cuestión económica siempre ha sido una traba en mi vida. Tuve siempre que trabajar y estudiar, lo cual ha sido muy complicado. Hasta la fecha el trabajo (aunque me gusta) me absorbe demasiado tiempo y “el tiempo que me quede libre si me es posible…” (Ricardo López, especialista en Física)



Nos vemos en la siguiente entrada y no se te olvide comentar.


Xaab investiga investigando y comparte su saber con las nuevas generaciones por que cree fuertemente que a través de compartir su saber tendremos más personas interesadas en un quehacer científico y académico. Él tiene una hermosa familia y entre momentos mágicos familiares y con amistades se escapa un momento para continuar con sus investigaciones y compartir con sus estudiantes todo el conocimiento que puedan generar.

miércoles, 13 de marzo de 2013

No todo es miel sobre hojuelas en la vida académica y científica. Aquí, unos pequeños retos que tendrás que superar.

¿Cómo te va? Gracias por tus comentarios y tus preguntas. Me encanta responderlos y saber que mi blog impacta tu vida de algún modo. No todo en la investigación académica y científica es miel sobre hojuelas. Dedicaremos una pequeña entrada a esta situación. Claro, ya sabes, son de las entrevistas que hemos realizado en este portal. No se te olvide comentar y agradezco con “A” de Agradecimiento tus comentarios y sugerencias. 

La física y las matemáticas son materias complicadas, eso todo mundo los sabe, pero mi transición de la enseñanza media superior (preparatoria) a lo que fue la enseñanza superior (Escuela Superior de Física y Matemáticas del Instituto Politécnico Nacional, ESFM-IPN), a las verdaderas disciplinas, fue complicado, la forma de razonamiento... fue realmente un shock, hacer demostraciones de cosas que ya daba por hechas, cosas que estaban ya, que me las enseñaron y las tomaba ya como ciertas, y que tenia que demostrar... Fue difícil, porque mi razonamiento en ese momento estaba cuadrada, las cosas las hacía de una forma, que no era la conveniente, entonces debía tener un razonamiento que fuera flexible a las situaciones, buscar diferentes caminos, los más sencillo para poder atacar los problemas de física y matemáticas o al menos los que eran sencillos para mí. Esa transición fue la más difícil, pero valió la pena, porque esa forma de razonamiento es la necesaria para hacer investigación científica.

Otra de las grandes dificultades que tuve, fue ya estando acá en en el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear; CERN, por su siglas en Inglés) haciendo mi doctorado, trabajando junto con un grupo estadounidense, la Universidad de Wisconsin-Madison, debido a que ATLAS (Aparato Toroidal del Gran Colisionador de Hadrones) es una colaboración bastante grande (alrededor de 3000 miembros) estás en contacto con gente de todas partes del mundo, aquí lo difícil fue afrontar mis miedos, afrontar mi cultura, realmente fue difícil y aun sigue siendo difícil“ (Elizabeth Castañeda Miranda, Investigadora colaboradora en la búsqueda del Higgs del modelo estándar el el canal de dos taus en el estado final de un leptón un hadrón)

Bueno, pienso que a la mayoría en esta sociedad se le presentan problemas económicos, pero no son los más relevantes ni decisivos. Pienso que los obstáculos más grandes son los que se pone uno mismo al dudar de sus capacidades, o al no ser capaz de observar sus errores, esos son el tipo de obstáculos que a veces ponen todo en riesgo, no sólo respecto a la ciencia si no a la vida misma y a la capacidad para disfrutar de ésta.” (Beatriz Carely, Investigadora que colabora en el desarrollo del área de sistemas dinámicos discretos aplicados a la Biología)

Los cambios de asignatura que imparto, además de los cursos de didáctica; antes era laboratorio de física y ahora son ciencias sociales. Como mi especialidad es en didáctica de las matemáticas y de las ciencias experimentales; ahora percibí la necesidad de prepararme en la didáctica de las ciencias sociales y lo estoy haciendo. Tuve que hacer una pausa en mi investigación, para orientarla hacia las nuevas asignaturas.” (Lua María de Guadalupe, investigadora experta en enseñanza y aprendizaje de las matemáticas y de las ciencias experimentales)


¿Cuáles son tus mayores dificultades? Comenta esta entrada y nos vemos en el próximo post.

Sobre el autor:

Xaab Nop Vargas Vásquez
Dedica su vida a la investigación académica y científica en el área de la didáctica de las matemáticas, en donde ha planteado la perspectiva teórica – metodológica Wejën Kajën para la enseñanza aprendizaje de ésta área del saber. Además, comparte su pasión por la investigación en sus programas sobre formación profesional del espíritu científico Estanciasde Investigación: un espacio para Investigar Investigando” y “Tesis de Investigación: el momento de Investigar Investigando”

martes, 5 de marzo de 2013

Y... cuando te hayas formado como científico ¿Cómo será tu día? Parte II

Bien. Continuando con nuestra pregunta ¿Cómo será mi día cuando me haya formado en ciencias y me dedique a ellas? Aquí algunas respuestas sobre el hacer de destacadas personalidades que dedican su vida a la ciencia.


En las horas disponibles que deja el trabajo leo, repaso conceptos aún de materias que no imparto y quizá resuelva uno que otro problema de mi interés. Hay que estar actualizados” (Ricardo López, especialista en Física)

Después de salir de casa y llegar a la institución de mi trabajo, enciendo mi computadora y reviso mis correos, mientras escucho las noticias importantes del país. Una hora después empiezo con mi trabajo de investigación realizando actividades como: lectura de artículos o publicaciones científicas actuales, consulta de información con otros compañeros investigadores, escritura de mis publicaciones actuales y búsqueda de información necesaria para mis proyectos que realizo. Más tarde preparo mis clases de las distintas materias para el día posterior, terminando esto, voy a dar mis clases del día, cuando me toca y/o asisto a seminarios, conferencias o cursos ofrecidos por otros compañeros. Llega la hora de la comida y salgo a casa nuevamente. Por la tarde regreso nuevamente al trabajo en donde realizo mis funciones de investigación y asesoría con mis alumnos que lo requieren. En ocasiones asisto a reuniones convocadas por otros grupos de investigadores para analizar y discutir avances de los proyectos de investigación que se realizan actualmente y los que se pretenden realizar.” (Héctor Hugo, Especialista en Física teórica)


Creo que es esencialmente igual que el de las demás personas, quizá la diferencia fundamental radica en la forma en que se encaran las preguntas sin respuesta, en la ciencia se construyen respuestas nuevas a preguntas diversas, se socializan mediante la publicación y se aceptan por comunidades especializadas. Por lo demás, nos comportamos igual que el resto. Miremos una descripción sencilla de un día: empiezo mi jornada temprano, suelo leer las noticias en periódicos y sitios web que me gustan por sus posturas plurales, leo todas, pero aquellas que considero periodísticamente equilibrados, de entre las que leo, las dejo para analizarlas con más profundidad durante el día. Me gusta acompañar estas lecturas con una taza de café antes de salir de casa. También acostumbro leer y contestar mensajes electrónicos, tanto en correo como Facebook y respondo más tarde aquellos que requieren de una revisión mayor de información.

Entre 7 y 9 de la mañana hago un poco de ejercicio cardiovascular, camino y realizo abdominales y tensiones, esta rutina siempre termina con un rico desayuno. A partir de entonces, comienzo mi viaje al norte de la Ciudad de México, al Cinvestav (Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN). Como vivo lejos de Zacatenco, ocupo casi una hora de viaje en auto.

En mi oficina leo artículos y libros sobre los temas en los que estoy trabajando, preparo mis seminarios y organizo las sesiones de trabajo con mis colegas. Mantengo también con mis estudiantes una relación de trabajo en cordialidad, me gusta que cuando trabajamos juntos se sientan cómodos para discutir, planear, diseñar o poner en escena diseños de intervención. Con algunos y algunas colegas en particular, sobre todo con quienes tengo más colaboración, escribo conjuntamente artículos que posteriormente publicamos. En verdad disfruto mucho de la lectura, del debate y de la escritura. Para mí, investigar y enseñar son dos acciones que van de la mano con mi propia vida. Ambas las gozo y suelo hacerlas en comunidad.

También reviso con regularidad bancos bibliográficos y me encargo, como director editorial de Relime (Revista Latinoamericana de Investigación en Matemática Educativa), revista incluida en el índice ISI (Institute of Scientific Information), de atender procesos de publicación científica. Entre la atención de pendientes y en dar seguimiento a las evaluaciones ocupo siempre una o dos horas al día para estas acciones.

Dedico también tiempo a la organización administrativa y estratégica del Departamento de Matemática Educativa (DME), evalúo estrategias para el establecimiento de programas de colaboración con distintos grupos e instituciones educativas y doy mucho tiempo a la atención de las necesidades de mis colegas, pues por estos años como Jefe del Departamento, debo ocuparme por el desarrollo grupal e institucional. Reviso con regularidad el email, y por la tarde - noche vuelvo a casa. Me reúno con mis hijas y comentamos las hazañas del día. Con frecuencia ceno con mis colaboradores y amigos.

La escritura la hago por etapas, primero elaboro borradores que luego voy depurando. Cuando tenemos datos de la investigación, los compartimos en nuestros seminarios y los analizamos en conjunto. Cuando se les ve fuerza argumentativa, los corroboramos y después hacemos públicos, ya sea en algún congreso o en una revista. Suelo escribir con mis colegas más jóvenes pues considero que es la mejor forma de que ellos y ellas entren, o toman, el hábito de la escritura: escribir es un oficio.” (Ricardo Cantoral, especialista en socioepistemología para la Matemática Educativa)


Lo primero que hago por la mañana es prender la computadora, quizás esto no tiene que ver con ser científico, simplemente me gusta ver las noticias y revisar mis cuentas de correo para saber si no hay algo urgente. Después ya me preparo para salir.

Al llegar a la Universidad me dirijo a mi oficina y entro y veo los asuntos pendientes que dejo sobre mi escritorio, reordeno todo, algunos pendientes seguirán sobre el escritorio, pero no los guardo en otro lado porque sé que debo hacerlo, aunque por el momento no tenga tiempo.

Si es un día que tengo que atender a mi grupo, repaso el tema de clase, en ocasiones los temas los tengo dominados, sólo reviso y veo que ejemplos y actividades pondré a mis alumnos. Si ese día no tengo clases seguramente tendré una junta con mi cuerpo académico con quien desarrollo un proyecto de investigación o con una comunidad de práctica latinoamericana con la que participo en otro proyecto y con la que tenemos reuniones vía Skype.

Por las tardes, después de comer, es cuando más trabajo en la investigación: i) leo muchos artículos, los analizo, los comento, saco citas. Leo mucha literatura de mi campo; ii) reviso el trabajo por hacer para las investigaciones en las que participo, puede ser: análisis de datos, diseñar una actividad para un taller que vamos a dar a maestros para obtener datos acerca de sus concepciones y saberes, redactar algún informe, material didáctico, borrador de artículo o artículo; iii) revisar el avance de mis tesistas o leer tesis de otros alumnos, arbitrar artículos o proyectos de investigación.” (Mariana Luisa, especialista en enseñanza y aprendizaje de la Matemática)
Mmmmh, mmmmh y más mmmh. Me quedo seco, necesito pensarlo. No había reflexionado sobre mi día, bueno sí en algunos momentos pero verlo en un espejo, qué difícil. Mi día es normal, creo, tal vez normal para mí, hahaha. Me despierto. Me alisto para mi día. Leo mis correos electrónicos, visito redes sociales, reviso si en las comunidades a las que estoy inscrito hay publicaciones que me interesan. Por ahora estoy en aquellas comunidades de emprendurismo, de educación, de educación matemática, de matemáticas, de pensamiento positivo, etc. Tomo una taza de café y si es de Choapam o de Tlahui (de las altas montañas de Oaxaca) mucho mejor. Desayuno y me preparo para comenzar mi jornada laboral.

Mas o menos ya tengo planeado lo que haré en el día, pero por ahora administro varios blogs (www.1000ideasdetesis.blogspot.mx, www.cronicasdetlahui.blogspot.mx y éste), entonces es escribir las entradas y colocar información en cada una de ellas. Si estoy en una investigación o tengo un estudiante en estancia de investigación pues trabajamos en la investigación, ya sea en el análisis de los datos, en el diseño de los instrumentos de colección de datos, en la secuencia de enseñanza, en la transcripción de la entrevista, en la redacción de un artículo o de un resumen.

Salgo a comer y regreso para atender a los estudiantes con sus dudas y aplicar los resultados de mis investigaciones en Matemática Educativa desde la perspectiva que desarrollo o desde la perspectiva de mis colegas. Asimismo utilizamos algunos instrumentos que han diseñado e implementado varios colegas con sus estudiantes y han encontrado ciertos resultados.

En mi centro de trabajo, atiendo a estudiantes de nivel medio superior, superior y posgrado en áreas de Matemáticas y Matemática Educativa. Después si veo que falta algo lo atiendo y regreso a mi casa” (Xaab Nop, especialista en el Wejën Kajën para la Matemática Educativa) 

¿Qué te parece? Son inspiradoras ¿No? Espero que te sirvan de ejemplo de vida. Lo importante es disfrutar nuestra actividad académica y científica. Nos vemos y no se te olvide comentar.

____
Xaab Nop Vargas Vásquez es experto en la perspectiva teórica – metodológica Wejën Kajën para la didáctica de la Matemática. Su vida la dedica al desarrollo de la ciencia en el área de la Matemática Educativa. Su pasión por investigar le ha llevado a participar en congresos como ponente y conferencista en eventos nacionales e internacionales. Actualmente coordina los programas “Estancias de Investigación: un espaciopara Investigar Investigando” y “Tesis de Investigación: el momento de Investigar Investigando”

martes, 26 de febrero de 2013

Y... cuando te hayas formado como científico ¿Cómo será tu día? Parte I

¿Cómo estas? Espero que de maravilla. Te has preguntado ¿cómo será tu día cuando te hayas formado como un científico y/o científica? He aquí una mirada al día a día de destacados científicos.



Yo creo que mis días son normales, como cualquier persona que tiene que cumplir con sus labores... La única diferencia que hay, es que la jornada de un científico no es de 8 horas... “ (Elizabeth Castañeda, Especialista en Física de altas energías)

Es ajetreado, pero lleno de emociones provocadas por el nuevo conocimiento de algo o las nuevas ideas de los estudiantes, y también satisfactorio cuando se logra entender algo que antes no se entendía.” (Beatriz Carely, Especialista en sistemas dinámicos discretos aplicados a Biología)

Un día de trabajo normal comienza con ir a la Iglesia a hacer oración para ofrecer a Dios el trabajo. Llego a la escuela y trabajo con mis estudiantes de los grupo clase de manera colaborativa por medio de proyectos; asesoro a mis tesistas; leo acerca de lo que están haciendo los investigadores en temas de educación; tomo datos de mis grupos, para analizar lo que he de cambiar para hacer mejor mi trabajo; me reúno con otras personas que trabajan en lo mismo que yo, para intercambiar ideas y recibir críticas de mi trabajo; preparo conferencias o ponencias. Después regreso a casa, cocino, como y realizo labores propias del hogar. Posteriormente trabajo un rato con la computadora, generalmente asistiendo a cursos virtuales para seguir aprendiendo, convivo con mi familia y amistades, tanto de manera presencial como por teléfono o a través de alguna herramienta de Internet, ceno y me duermo temprano para estar preparada para recibir con alegría el nuevo día.” (Luz María, experta en enseñanza y aprendizaje de las matemáticas y de las ciencias experimentales)



Antes que nada, muchas gracias por considerarme para tu diario. Para muchos -aún en el contexto actual- se duda que quiénes nos dedicamos a las ciencias sociales seamos realmente científicos. Creo que es una vieja discusión que podríamos retomar en algún otro momento. De cualquier forma te agradezco mucho el interés como siempre. Mi día comienza despidiendo a mi esposo y dando de comer a mis mascotas. Posteriormente tengo que enfrentarme al flujo vehicular de la ciudad de México topándome a diario con nuevas obras viales e individuos desesperados por llegar a sus lugares de trabajo. Por lo general, he programado mis clases por la mañana, pues me siento llena de energía y creo que los estudiantes logran mantener una mejor atención. Realmente disfruto mucho el dar clases, siempre aprendo algo nuevo y me da mucho gusto ver que he podido dejar aunque sea una pequeña huella en los estudiantes. Todos los días son diferentes: unos días tenemos juntas académicas, otros más me dedico a escribir y los que disfruto más son los que dedico al trabajo de campo y a la investigación. El día es insuficiente para poder hacer todo lo que quisiera, pero trato de organizarme para pensar al final que ha sido productivo. Puedo decir que me encanta lo que hago –a excepción de las largas juntas ¡ja,ja!-” (Olivia Domínguez, Especialista en Urbanismo )

Después que me despierto y me preparo para ir a trabajar, comienza la odisea. Realizo varias cosas, principalmente las siguientes. Para empezar preparo y doy clase a mis alumnos. En seguida mis actividades toman un giro y paso de la docencia a la investigación. Es aquí, en la investigación, donde después de mentalizarme un poco comienzo a trabajar y a sumergirme en lo que me gusta, las matemáticas.” (Fernando Núñez, Especialista en Análisis Funcional, Teoría de Operadores y Teoría de Punto Fijo en Espacios de Banach)



Espero que estas respuestas te den un panorama de lo emocionante de la vida académica y científica. Son respuestas de personas que como tú o como yo tienen por pasión la investigación y el avance de la ciencia. Nos vemos en la siguiente entrada. Comparte y comenta.

Sobre el autor: 
Xaab Nop Vargas Vásquez es experto en la perspectiva teórica – metodológica Wejën Kajën para la didáctica de la Matemática. Su vida la dedica al desarrollo de la ciencia en el área de la Matemática Educativa. Su pasión por investigar le ha llevado a participar en congresos como ponente y conferencista en eventos nacionales e internacionales tales como Primer congreso internacional: La interculturalidad en la formación social: Una perspectiva de la educación superior. VIII Jornadas Politécnicas de Investigación. Acciones hacia la sustentabilidad. 11 & 12Th International Congress on Mathematical Education. Topic Study Group 33. Congreso Internacional de Educación: evaluación 2010. 43 Congreso Nacional de la Sociedad Matemática Mexicana, International Workshop on Research in Secondary and Tertiary Mathematics Education, 3rd YERME Summer School. 3rd International Conference on the Teaching of Mathematics, at the undergraduate level.





martes, 19 de febrero de 2013

La pasión por dedicarse a la ciencia: Una aventura fascinante

Hola ¿Cómo estás? Espero que bien. Siguiendo con la elección de tu profesión. Creo que leer las siguientes preguntas te orientarán muy bien.

Son párrafos de las entrevistas realizadas en este blog, y la intención es resaltar un aspecto importante: ¿De dónde y desde cuándo a una persona le nace la pasión por dedicarse a la ciencia?. Vamos, las respuestas te ayudarán y te permitirán tener un marco más general de lo que puedes realizar.

Imagen recuperada de http://noticias.ilb.mx/wp-content/uploads/2012/10/ciencia1.jpg

La pasión por la ciencia fue culpa de mi hermano. Cuando yo tenia 9 años de edad, me acuerdo que a mi me gustaban ver las caricaturas como cualquier niño, pero a mi hermano le gustaba ver documentales sobre la naturaleza e historia, un día, él llego a la casa e inmediatamente le cambio de canal a la tele, pues estaba viendo mis caricaturas, y bueno, en ese momento estaba un documental sobre el universo y los planetas, y pues no tuve opción me quede viendo también el documental. En ese momento la imagen era un astronauta en el espacio arreglando algún satélite espacial, en ése momento pensé sobre lo hermoso que seria estar en el espacio, tan cerca de las estrellas y el sol, mi imaginación empezó a trabajar, tanto que quede encantada y le pregunte a mi hermano: “¿Que se necesita estudiar para ser astronauta?”, el me contestó, “Necesitas estudiar física y matemáticas”. Desde ese momento orienté todos mis estudios a la física y matemáticas para llegar a ser astronauta, pero en el camino fui descubriendo más cosas interesantes sobre la física y matemáticas, el hecho de poder entender los fenómenos naturales gracias a estas disciplinas, por lo que, no me convertí en una astronauta, pero si en una física” Elizabeth Castañeda.

Sé que siempre me gustaron las matemáticas, entenderlas como todo, requiere de trabajo y esfuerzo, para mi de bastante trabajo y esfuerzo... creo que no es sólo una decisión, sino varias decisiones en diferentes momentos, cuando se piensa en seguir o no por el mismo camino. Afortunadamente, las matemáticas siempre tienen algo nuevo que ofrecer, algo sorprendente que uno no sabía, algo no resuelto...” Beatriz Carely

Desde niña me gustaba la idea de ser maestra; cuando estudié el nivel medio superior, me gustó la física y por ello quería impartir clase de dicha ciencia, pero de manera que mis estudiantes aprendieran muy bien; cuando tuve oportunidad de trabajar en una escuela haciendo mi servicio social, me convencí que eso sería mi vida profesional, así que me preparé en pedagogía y didáctica para investigar y así mejorar”. Luz María

Imagen recuperada de http://misionciencia.files.wordpress.com/2008/03/mision-ciencia9.jpg

Tengo una historia un poco curiosa y nunca entiendo claramente porque mi vida tomó el rumbo de las ciencias sociales y no otro. Mis padres son médicos, así que desde pequeña mi mundo giraba en torno a los hospitales y a la medicina. Y mi curiosidad siempre iba más allá. Uno de los mejores regalos que recibí fue un microscopio, pero no era un microscopio de juguete, si no uno un poco más profesional. Incluso mi madre me dotó de algunas laminillas con muestras de tejidos. Conforme fui creciendo pasaba mis tardes en el hospital donde trabajaba mi mamá y cuando cursaba la secundaria me encerraba horas en el departamento de patología donde el Dr. Quiróz, un gran amigo de la familia, me explicaba pacientemente todo lo que podía ver en ese maravilloso mundo microscópico. Creo que fui una niña un poco extraña, hija única por azáres de la vida, entre mis pasatiempos se encontraban los juegos de química y biología, los libros de astronomía y arqueología y el aprender muchas cosas más de las que se aprenden en la escuela. No obstante, mi rumbo cambió durante el último año del bachillerato, cuando descubrí que las problemáticas sociales realmente eran importantes para la humanidad y decidí en principio estudiar sociología, para posteriormente especializarme en los temas urbanos”. Olivia Domínguez

Desde que yo era pequeño siempre trataba de indagar la causa de las cosas y me sentía incómodo cuando no obtenía alguna explicación que me clarificara lo que había preguntado, así que seguía preguntando. En ocasiones obtenía una respuesta que resolvía mi duda, sin embargo, en otras no. Esa imposibilidad de disipar mis dudas se me quedaba como una piedrita en el zapato, así que trataba de sacarla cuanto antes.
Recuerdo que como todo niño me llamaba la atención los efectos que producían los imanes, las lupas, las brújulas, etc. Pasó el tiempo y crecí. Recuerdo que cuando cursaba la educación secundaria comencé a ver documentales sobre astronomía, genética, historia, etc. Estos temas me fascinaban. Al cursar la educación media superior me llamaron la atención varias áreas de la ciencia como la biología, la química, la física y las matemáticas. Así que cuando llegó el momento de entrar a la universidad decidí estudiar en alguna de estas áreas tan fascinantes. Mi decisión fue estudiar matemáticas”. Fernando
Cuando tenía como 5 ó 6 años uno de mis hermanos mayores, que cursaba la secundaria, me enseñó a usar un microscopio y solía tomar muestras de todo lo que encontraba, principalmente del Parque México, donde aprendí a caminar. En ese lugar había un arroyo y un laguito artificial, donde se presentaba mucha flora y fauna”. Ricardo López

Desde que terminé mis estudios de nivel licenciatura, me llamó la atención por encontrar y conocer nuevas cosas desde el punto de vista científico”. Héctor Hugo.

Desde niño me gustó entender. Crecí en un ambiente de diversidad intelectual y de libertades. El convencimiento iba por delante de la imposición. En casa, la labor escolar era muy valorada, mi madre y mi padre nos daban a mí y a mis cinco hermanos el tiempo necesario para ocuparnos de nuestros asuntos y siempre nos acompañaron cariñosamente. Tuve, desde pequeño, la confianza de plantearles mis dudas y mis certezas.
Uno de mis tíos, el Dr. Fidel Uriza, médico de la UNAM y hermano de mi madre, nos visitaba con frecuencia, pues ellos platicaban y se querían mucho. Él me planteaba preguntas sobre física, ciencia o matemáticas y me gustaba mucho platicar sobre estos temas. Aun recuerdo una pregunta sobre la físico – química del sangrado. Discutía largas horas con mi tío y mis hermanos, por otra parte mis cuatro hermanos mayores y mi hermano menor son muy inteligentes y discutidores, de modo que bastaba sentarse a comer o salir a caminar con ellos para tener charlas sobre el origen de la vida o sobre los planetas y su movimiento, sobre la injusta distribución de oportunidades o sobre literatura. Entre risas y cariño pensábamos con el acompañamiento de nuestros padres.
Mi hermano Eduardo, por ejemplo, me regalaba libros y los discutía conmigo. Mi hermana Chely me planteaba retos intelectuales sobre la vida y la sociedad, mi hermana Lety me acompañaba en el estudio y Humberto, mi hermano mayor, estaba al tanto de mis progresos. Enrique, mi hermano más pequeño, me ayudó a apreciar el significado del compartir, del crecer juntos en el día a día”. Ricardo Cantoral.

Imagen recuperada de http://www.cbpf.br/~mulher/woman-latin.jpg

Yo quise ser matemática desde la secundaria. Desde siempre me gustaron las matemáticas y siempre tuve facilidad; también me gustaba la física y la química. En el bachillerato, y por las costumbres en mi casa, me empezó a gustar la lectura. Me gustaba también la música y el teatro. Pero sentía que donde tenía que hacer menos esfuerzo era en matemáticas y por eso las elegí”. Mariana Saiz

Desde niño. En casa mi madre con su apoyo nos enseñó a salir adelante, sobre todo con su ejemplo. Vivimos momentos difíciles que nos forjaron. Mi padre nos impulsó a destacar y sobre todo a estudiar, a cuestionar varias cosas, a dedicarnos al estudio. Recuerdo que estando en la primaria soñaba con grandes hazañas, leía las biografías de científicos y científicas, los inventos que habían realizado y la manera en cómo habían contribuido al desarrollo de la ciencia. Yo quería ser uno de ellos.
Por otro lado, en casa aprendimos a ser bilingües, hablo el Ayuujk o Mixe como primer idioma, el Español como segundo idioma y desde niño aprendí mi tercer idioma, el Inglés. Llegaban personas de otras partes del mundo a mi pueblo e instalaban talleres de inglés a los que yo iba. Les preguntaba cómo era de donde ellos venían, cómo era la ciudad y claro, qué habían estudiado.
En la secundaria me dí cuenta que quería estudiar Física y Matemáticas, en la prepa tuve la oportunidad de platicar con unos amigos y me orientaron sobre las instituciones que existían en el país para estudiar Física y Matemáticas, y es que yo quería estudiar esa combinación y no por separado.
En fin, tuve que salir de mi ambiente familiar, cambiar de idioma de comunicación, de patrones culturales, de modos de comunicación, de valores sociales. Como una vez leí, aprendí a vivir en un puente cultural ni de aquí ni de allá, o cómo me he convertido en el puente de comunación entre mi cultura y la otro cultura. Ello me ha permitido hacer pequeñas contribuciones a la ciencia”. Xaab Nop

Imagen recuperada de http://3.bp.blogspot.com/_DzHETx-YgFA/TP5NldPd6nI/AAAAAAAAAiQ/z1BC9MHEtHY/s1600/image_science_globe.gif


Cómo verás, estas respuestas son inspiradoras. Dan orientaciones prácticas que puedes seguir para elegir aquella carrera que vaya de acuerdo a tus talentos y aspiraciones de vida.

Espero que sirvan para la elección de tu desempeño profesional. Estamos en contacto y no se te olvide comentar.

Xaab Nop Vargas Vásquez
Experto en la perspectiva teórica – metodológica “Wejën Kajën para la Matemática Educativa” en el que toma en cuenta la filosofía del pueblo originario Ayuujk, de México, para la investigación, enseñanza y aprendizaje de las Matemáticas. Es conferencista internacional, autor de artículos académicos, de capítulos de libros y de tesis de investigación. Visita su espacio personal www.xaabnop.blogspot.mx